Cuadro de texto: Tema 29. Impactos sobre el paisaje (II)
el paisaje como patrimonio cultural
Actuaciones de la UE
Valoración del paisaje

 

Los paisajes pueden entenderse como:

Elemento de identidad local

Señas de identidad d una población o comarca

Soporte que mantiene la diversidad y la riqueza de elementos vivos

Elemento importante de sosiego y bienestar

Recurso que genera renta y empleo asociados

Base de desarrollo

Soporte de la actividad agroforestal

Patrimonio cultural para las futuras generaciones

El paisaje constituye un signo de identidad local y forma la base del recuerdo, al tiempo que es elemento inspirador de numerosas composiciones artísticas, tanto en la plástica, como en la música, la literatura o el cine. De esta forma, es un elemento importante que conforma la memoria colectiva de los pueblos.

Desde el punto de vista de su riqueza y diversidad natural, como desde el punto de vista estético y subjetivo, el paisaje es un elemento patrimonial que merece ser conservado en su esencia y transmitido a sus legítimos herederos que son las futuras generaciones. También es cierto que esto mismo podría argumentarse de la calidad y variedad de los suelos, de la flora o de la fauna. Pero lo cierto es que el paisaje es especialmente frágil, dado que sus alteraciones y los impactos que causamos sobre él, difícilmente tienen marcha atrás ni corrección. Es tan difícil de mantener, como sencillo es alterarlo.

El tema es tan importante, que con frecuencia se vienen barajando la estrategia de incentivar el mantenimiento de actividad agrícola o ganadera en una zona, con el fin de mantener el paisaje, entre otros objetivos. El tema abarca varios aspectos, dado que al tiempo que se ayuda a mantener la población en entornos rurales, aumentando o al menos, manteniendo las rentas y los servicios asociados que dan una nivel de calidad de vida digno, se promueve el desarrollo de otras actividades y fuentes de ingreso basadas en el turismo.

El mantenimiento de los atractivos históricos de una zona, así como el fomento de sus atractivos culturales (gastronómicos, de sus costumbres, sus tradiciones, su artesanía, etc.) debe desarrollarse en un territorio que sea acorde, lo que requiere también el fomento de sus atractivos naturales.

El paisaje también ejerce otras funciones sobre el ser humano, basadas en la percepción de sensaciones positivas, que pueden ser relajantes, de esparcimiento y en general, positivas para la salud y el bienestar.

Es una razón más, de entre las muchas que podemos mencionar, por las que merece la pena prestar una atención muy especial a la conservación inteligente del paisaje como generador de empleo y de riqueza.

El papel asignado de generador de riqueza, se basa en un potencial que cada vez se valora más, y que encuentra sus raíces en el turismo, ya que permite el desarrollo de actividades recreativas, de deporte, como localización residencial de alta calidad, y en general crea un estándar de alta calidad para cualquier actividad productiva que se desarrolla en las inmediaciones de un paisaje bien conservado.

La UE ha apostado decididamente a favor de la puesta en práctica de políticas activas para el fomento y cuidado del paisaje. Buena idea de ello nos la da la PEOT, Perspectiva Europea de Ordenación del Territorio; el creciente interés que demuestra la PAC Política Agraria Común en cuanto a la inclusión en sus planes y estrategias de consideraciones ambientales; o bien la Convención Europea del Paisaje del Consejo de Europa.

 

Actuaciones de la UE

El programa TERRA se inició en 1997 al amparo de las medidas innovadoras financiadas en virtud del artículo 10 del Reglamento del FEDER. Se seleccionaron quince proyectos, en los que participaron 63 socios locales de 11 Estados miembros, principalmente en regiones del objetivo nº1. La Comisión Europea y los socios locales destinaron un total de 40 millones de euros a este programa. TERRA se concibió como laboratorio destinado a probar nuevos instrumentos y métodos de ordenación territorial. Además, TERRA, junto con los programas de INTERREG IIC, tuvo por objetivo evaluar la pertinencia de las opciones políticas propuestas por la Perspectiva Europea de Ordenación Territorial (PEOT).

El programa pretendía actuar como laboratorio e instrumento de investigación experimental sobre ordenación territorial a nivel local, así como comprobar la pertinencia de las prioridades políticas específicas de la Perspectiva Europea de Ordenación Territorial (PEOT).

La Perspectiva Europea de Ordenación Territorial (PEOT) constituye un nuevo enfoque de la ordenación económica y territorial, que se desarrolló prácticamente en paralelo al programa TERRA y tuvo una gran influencia en este último.

Los proyectos elegidos trataban cuestiones específicas de la ordenación territorial, especialmente en las regiones del objetivo nº 1, tales como: * Zonas costeras * Cuencas fluviales * Zonas rurales de difícil acceso * Zonas que sufren la erosión * Zonas con un patrimonio natural y cultural en peligro Como resultado de la licitación organizada por la Comisión Europea, se seleccionaron, de un total de 142 propuestas, 15 proyectos en los que participaban 63 socios locales de 11 Estados miembros.

En el pasado, la ordenación territorial se solía asociar con un mecanismo normativo y de carácter sectorial. Con mucha frecuencia, la ordenación territorial urbana o regional tenía como objetivo anticipar el crecimiento, proteger los recursos y el paisaje naturales y coordinar infraestructuras básicas. Las primeras leyes europeas sobre la cuestión urbana proyectaban técnicas de zonificación y mapas relativamente estáticos para planificar el uso del suelo y alcanzar un equilibrio entre los componentes regionales.

Cuestiones medioambientales y sostenibilidad.

La conciencia creciente de la necesidad de proteger los recursos medioambientales y naturales y la adopción del principio de desarrollo sostenible coincidieron con la preparación de la PEOT. La integración de las cuestiones económicas y medioambientales en la ordenación territorial se convirtió en un principio universalmente aceptado.

Tal como señaló el Informe Brundtland, el desarrollo sostenible es un proceso de cambio, en el que la explotación de los recursos, la orientación de los avances técnicos y los cambios institucionales están en armonía y contribuyen a la satisfacción presente y futura de las necesidades y aspiraciones humanas.

Muchos proyectos establecieron modelos generales para la valorización económica de activos culturales o naturales específicos, tales como emplazamientos históricos, canales, paisajes naturales, cuencas fluviales y zonas rurales. El programa demostró la viabilidad de transferir estas experiencias entre áreas, así como la de crear empresas conjuntas y actividades empresariales que establezcan vínculos entre las regiones.

Valoración del paisaje

La FEDAC (Fundación para la Etnografía y el desarrollo de la Artesanía Canaria) promovida por el Cabildo de Gran Canaria ha hecho su aportación a la valoración del paisaje mediante un modelo digital que pretende ayudar a la descripción de este elemento ambiental tan sutil, como difícil de valorar y definir.

Descripción del paisaje: mdp (modelo digital del paisaje).

Como los objetivos implican un análisis exploratorio de los datos (EDA) a fin de localizar las ubicaciones que hoy resultan adecuadas, debe disponerse de una descripción global del territorio de estudio. Los distintos valores que adoptan las variables que nos permiten describir las componentes del paisaje que resultan significativas para el análisis son almacenados en imágenes raster (en formato IDRISI).

Un modelo operativo mínimo adecuado al caso de estudio, contempla al menos las siguientes variables:

-Variables medioambientales:

-Terreno (Morfología). (Proceden del Modelo Digital de Elevaciones):

-Altitud.
-Pendientes (con barreras).
-Orientación.

-Suelos. (GIS)
-Cobertura del suelo (natural y/o agrícola) (GIS)

-Variables antropógenas:

-Red jerarquizada de comunicaciones. (GIS)
-Asentamientos:

-Centroides (GIS)
-Población (GIS/Base de datos)
-Zonas de irradiación (isócronas/hinterlands) (SDA)
-Valor como mercado. (SDA)

-Variables procedentes de imágenes satélite (LANDSAT5 TM):

-Compuestos de bandas
-Clasificación en Clusters
-Indices de vegetación (Diferencia Normalizada).

-Base geométrica. (GIS)

-Linea de costa
-Cauces de barranco
-Vértices geodésicos
-Puntos de control

APLICACION DE IMAGENES LANDSAT

La imaginería satélite permite la realización de clasificaciones temáticas con una textura más fina que la que proporcionan los mapas vectoriales a escalas razonables. El método que aquí se describe se basa en la clasificación temática de imágenes Landsat5 TM supervisada por una cartografía vectorial de usos del suelo.

Con esta técnica se consigue afinar la textura de los mapas originales y se logra un comportamiento más estable ante la aplicación de métodos de análisis complejos, como es el SCA con MEDAR.

En esta fase del trabajo, en la FEDAC se utilizan imágenes LANDSAT5 TM georreferenciadas, fundamentalmente de tres formas. En todos los casos la información se extrae a través de un análisis visual y las correcciones se vectorizan en pantalla con un ratón.

-Superposición de vectores UTM sobre imágenes compuestas, en color real (bandas 123) y falso color (bandas 234 y 345).
-Superposición de vectores UTM sobre clasificaciones no supervisadas de las imágenes anteriores (clusters).
-Superposición de vectores UTM sobre el índice de vegetación normalizado(NVDI).

CONTROL DE CALIDAD

En este sistema existen varios factores críticos para el control de la calidad de los resultados, los fundamentales están relacionados con que:

-la escala utilizada tenga resolución suficiente para incluir todos los elementos significativos y proporcione la precisión métrica necesaria.
-el método de cuantificación de las variables tenga sentido en el contexto del análisis a realizar.
-los resultados mantengan su coherencia al ser comparados con los obtenidos a partir de patrones de asentamiento aleatorios.

El problema fundamental, característico de todos los sistemas automáticos que incorporan múltiples fases de tratamiento, es el control de la propagación de errores, que pueden, superado un cierto umbral, presentar efectos no lineales que induzcan comportamientos caóticos en los resultados. En última instancia el mecanismo definitivo de control de calidad es la autentificación (o falsación), a través del trabajo de campo.

APLICACIONES

1. Los procesos de recopilación y organización de datos relativos a los modos de vida tradicionales (etnografía) pueden obtener grandes beneficios de la incorporación de Sistemas de Información Geográfica Vectoriales.

2. Los GIS vectoriales presentan un notable interés para una primera explotación de la información ya consolidada, pues pueden ser utilizados como interfaz de visualización de cualquier base de datos generada por el trabajo de campo (y por tanto, georreferenciable), incluso en trabajos no directamente implicados en el estudio de los efectos sociales de las características del territorio o en el del impacto ambiental de las actividades humanas.

3. Para el análisis de la interacción entre las comunidades y los datos territoriales (antropología espacial), actualmente, la estrategia más rentable, es el uso de rasterizaciones de mapas generados por el SIG vectorial.

4. Descripciones raster, obtenidas a partir del tratamiento de fotografías aéreas digitalizadas o del de imágenes de alta definición procedentes de sensores aerotransportados situados en órbita polar, pueden ser combinadas con el modelo digital de elevaciones del terreno y las coberturas de origen vectorial, enriqueciendo el espectro de variables utilizable en los procesos de análisis territoriales vinculados a los modos de vida tradicionales.

5. La utilidad de la imagineria espacial puede ser muy diferente de la que pueda tener en otras aplicaciones más usuales.

6. El estado actual del mercado de imágenes LANDSAT y SPOT, la carencia de imágenes recientes, las grandes lagunas temporales, y la comercialización de productos brutos, que exigen un pretratamiento especializado y tedioso, limitan notablemente la accesibilidad de los usuarios finales (en este caso arqueólogos, antropólogos y etnógrafos) a las ventajas de la teledetección, tecnología que, hoy por hoy, queda circunscrita a un nicho dentro de los ambientes académicos y de investigación, sin todavía alcanzar a la sociedad real.

En el caso de los yacimientos arqueológicos se baraja el concepto de macroespacio: es el espacio "grande" ocupado por el yacimiento (área deposicional) y su entorno. Su extensión es del orden de kilómetros.

El microespacio es el que entra en juego entre los distintos objetos recuperados en una excavación y su orden es de metros y centímetros.

Se denomina isócrona t de un punto p a la línea resultante de unir todos los puntos en torno a p que pueden ser alcanzados desde éste en un tiempo t. P.e.: "Isócrona de una hora en torno a un horno de alfarero". Básicamente, el resultado de sumar los cocientes entre los valores asignados a la clase de cada pixel extraido por medio de la máscara de captación y un coeficiente de penalización calculado en base a una potencia (normalmente igual o menor que 2) de la distancia del pixel al centro de la captación.

Los valores posibles de un pixel del MDDR van de 0 a 255 (8 bits). Cuando se comienza la aplicación de las reglas se parte de un valor por defecto de 128, cada una de las reglas puede modificar el valor que obtiene de la regla anterior antes de transferirlo a la siguiente. Cuando el motor de inferencia se para (ya no hay mas reglas que aplicar al pixel), se almacena el último valor y se pasa al siguiente pixel.

Una de las frases preferidas de David Rihndt, uno de los "padres" de los GIS y muy vinculado a ARC-INFO es "Un GIS es una base datos que se pinta". Quien comprende la filosofía oculta tras esta frase aparentemente trivial tiene recorrida una buena parte del camino que conduce a la rentabilización de su sistema informático para la gestión de información geográficamente referenciable.