El Consejo de la UE adoptó el 24 de septiembre de 1996, la Directiva 96/61 relativa a la Prevención y Control Integrados de la Contaminación, más conocida como IPPC.
Esta Directiva, plantea una visión integral e integrada de lo medioambiental, que visualiza la actividad económica como un flujo de materiales que se extraen a partir de los recursos naturales, se procesan y producen energía y bienes de consumo. De esta forma, el enfoque integrado significa:

La Directiva establece un marco de referencia común dentro del ordenamiento jurídico ambiental, lo cual facilitará el conocimiento por parte de todos los agentes implicados de los requisitos medioambientales que se deben cumplir. En este sentido, los aspectos más relevantes que introduce son:

 

ACTIVIDADES INDUSTRIALES CONTEMPLADAS EN LA DIRECTIVA

1. No están incluidas en el ámbito de la presente Directiva las instalaciones o partes de las instalaciones utilizadas para la investigación, desarrollo y experimentación de nuevos productos y procesos.

2. Los valores umbral mencionados más adelante se refieren, con carácter general, a capacidades de producción o a rendimientos. Si un mismo titular realiza varias actividades de la misma categoría en la misma instalación o en el emplazamiento, se sumarán las capacidades de dichas actividades.

1. Instalaciones de combustión

1.1. Instalaciones de combustión con una potencia térmica de combustión superior a 50 MW.

1.2. Refinerías de petróleo y de gas.

1.3. Coquerías.

1.4. Instalaciones de gasificación y licuefacción de carbón.

2. Producción y transformación de metales

2.1. Instalaciones de calcinación o sintetización de minerales metálicos incluido el mineral sulfuroso.

2.2. Instalaciones para la producción de fundición o de aceros brutos (fusión primaria o secundaria), incluidas las correspondientes instalaciones de fundición continua de una capacidad de más de 2,5 toneladas por hora.

2.3. Instalaciones para la transformación de metales ferrosos:

a) laminado en caliente con una capacidad superior a 20 toneladas de acero en bruto por hora;
b) forjado con martillos cuya energía de impacto sea superior a 50 kilojulios por martillo y cuando la potencia térmica utilizada sea superior a 20 MW;
c) aplicación de capas de protección de metal fundido con una capacidad de tratamiento de más de 2 toneladas de acero bruto por hora.

2.4. Fundiciones de metales ferrosos con una capacidad de producción de más de 20 toneladas por día.

2.5. Instalaciones:

a) para la producción de metales en bruto no ferrosos a partir de minerales, de concentrados o de materias primas secundarias mediante procedimientos metalúrgicos, químicos o electrolíticos;
b) para la fusión de metales no ferrosos, inclusive la aleación, incluidos los productos de recuperación (refinado, moldeado en fundición) con una capacidad de fusión de más de 4 toneladas para el plomo y el cadmio o 20 toneladas para todos los demás metales por día.

2.6 Instalaciones para el tratamiento de superficie de metales y materiales plásticos por procedimiento electrolítico o químico, cuando el volumen de las cubetas destinadas al tratamiento empleadas sea superior a 30 m3.

3. Industrias minerales

3.1. Instalaciones de fabricación de cemento clínker en hornos rotatorios con una capacidad de producción superior a 500 toneladas diarias, o de cal en hornos rotatorios con una capacidad de producción superior a 50 toneladas por día, o en hornos de otro tipo con una capacidad de producción superior a 50 toneladas por día.

3.2. Instalaciones para la obtención de amianto y para la fabricación de productos a base de amianto.

3.3. Instalaciones de fabricación de vidrio incluida la fibra de vidrio, con una capacidad de fusión superior a 20 toneladas por día.

3.4. Instalaciones para la fundición de materiales minerales, incluida la fabricación de fibras minerales con una capacidad de fundición superior a 20 toneladas por día.

3.5. Instalaciones para la fabricación de productos cerámicos mediante horneado, en particular de tejas, ladrillos refractarios, azulejos, gres cerámico o porcelanas, con una capacidad de producción superior a 75 toneladas por día, y/o una capacidad de horneado de más de 4 m3 y de más de 300 kg/m3 de densidad de carga por horno.

4. Industria química

La fabricación, a efectos de las categorías de actividades de la presente Directiva, designa la fabricación a escala industrial, mediante transformación química de los productos o grupos de productos mencionados en los puntos 4.1 a 4.6.

4.1. Instalaciones químicas para la fabricación de productos químicos orgánicos de base, en particular:

a) hidrocarburos simples (lineales o cíclicos, saturados o instaurados, alifáticos o aromáticos);
b) hidrocarburos oxigenados, tales como alcoholes, aldehídos, cetonas, ácidos orgánicos, ésteres, acetatos, éteres, peróxidos, resinas, epóxidos;
c) hidrocarburos sulfurados;
d) hidrocarburos nitrogenados, en particular aminas, amidas, compuestos nitrosos, nítricos o nitratos, nitrilos, cianatos e isocianatos;
e) hidrocarburos fosforados;
f) hidrocarburos halogenados;
g) compuestos orgánicos metálicos;
h) materias plásticas de base (polímeros, fibras sintéticas, fibras a base de celulosa);
i) cauchos sintéticos;
j) colorantes y pigmentos;
k) tensioactivos y agentes de superficie.

4.2. Instalaciones químicas para la fabricación de productos químicos inorgánicos de base como:

a) gases y, en particular, el amoníaco, el cloro o el cloruro de hidrógeno, el flúor o fluoruro de hidrógeno, los óxidos de carbono, los compuestos del azufre, los óxidos del nitrógeno, el hidrógeno, el dióxido de azufre, el dicloruro de carbonilo;
b) ácidos y, en particular, el ácido crómico, el ácido fluorhídrico,el ácido fosfórico, el ácido nítrico, el ácido clorhídrico, el ácido sulfúrico, el ácido sulfúrico fumante, los ácidos sulfurados;
c) bases y, en particular, el hidróxido de amonio, el hidróxido potásico, el hidróxido sódico;
d) sales como el cloruro de amonio, el clorato potásico, el carbonato potásico (potasa), el carbonato sódico (sosa), los perboratos, el nitrato argéntico,
e) no metales, óxidos metálicos u otros compuestos inorgánicos como el carburo de calcio, el silicio, el carburo de silicio.

4.3. Instalaciones químicas para la fabricación de fertilizantes a base de fósforo, de nitrógeno o de potasio (fertilizantes simples o compuestos).

4.4. Instalaciones químicas para la fabricación de productos de base fitofarmacéuticos, y de biocidas.

4.5. Instalaciones químicas que utilicen un procedimiento químico o biológico para la fabricación de medicamentos de base.

4.6 Instalaciones químicas para la fabricación de explosivos.

5. Gestión de residuos

Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 11 de la Directiva 75/442/CEE, y en el artículo 3 de la Directiva 91/689/CEE del Consejo, de 12 de diciembre de 1991, relativa a los residuos peligrosos:

5.1. Instalaciones para la valorización o eliminación de residuos peligrosos de la lista, contemplada en el apartado 4 del artículo 1 de la Directiva 91/689/CEE, tal como se definen en los Anexos II A y II B (operaciones R1, R5, R6, R8 y R9) de la Directiva 75/442/CEE del Consejo, de 15 de julio de 1975, relativa a los residuos de la Directiva 75/439/CEE del Consejo, de 16 de junio de 1975, relativa a la gestión de aceites usados de una capacidad de más de 10 toneladas por día.

5.2. Instalaciones para la incineración de los residuos municipales, tal como se definen en las Directivas 89/369/CEE del Consejo, de 8 de junio de 1989, relativa a la prevención de la contaminación atmosférica procedente de instalaciones existentes de incineración de residuos municipales, y 89/429/CEE del Consejo, de 21 de junio de 1989, relativa a la reducción de la contaminación atmosférica procedente de instalaciones existentes de incineración de residuos municipales de una capacidad de más de 3 toneladas por hora.

5.3. Instalaciones para la eliminación o aprovechamiento de los residuos no peligrosos, tal como se definen en los Anexos II A y B de la Directiva 75/442/CEE en las rúbricas D8, D9, con una capacidad de más de 50 toneladas por día.

5.4. Vertederos que reciban más de 10 toneladas por día o que tengan una capacidad total de más de 25. 000 toneladas con exclusión de los vertederos de residuos inertes.

6. Otras actividades

6.1. Instalaciones industriales destinadas a la fabricación de:

a) pasta de papel a partir de madera o de otras materias fibrosas,
b) papel y cartón con una capacidad de producción de más de 20 toneladas diarias.

6.2. Instalaciones para tratamiento previo (operaciones de lavado, blanqueo, mercerización) o para el tinte de fibras o productos textiles cuando la capacidad de tratamiento supere las 10 toneladas diarias.

6.3. Instalaciones para el curtido de cueros cuando la capacidad de tratamiento supere las 12 toneladas de productos acabados por día.

6.4. 

a) mataderos con una capacidad de producción de canales superior a 50 T/día;
b) tratamiento y transformación destinados a la fabricación de productos alimenticios a partir de:
- materia prima animal (que no sea la leche) de una capacidad de producción de productos acabados superior a 75 T/día,
- materia prima vegetal de una capacidad de producción de productos acabados superior a 300 T/día (valor medio trimestral);
c) tratamiento y transformación de la leche, con una cantidad de leche recibida superior a 200 T/día (valor medio anual).

6.5. Instalaciones para la eliminación o el aprovechamiento de canales o desechos de animales con una capacidad de tratamiento superior a 10 T/día.

6.6 Instalaciones destinadas a la cría intensiva de aves de corral o de cerdos que dispongan de más de:

a) 40.000 emplazamientos para las aves de corral;
b) 2. 000 emplazamientos para cerdos de cría (de más de 30 kg.) o
c) 750 emplazamientos para cerdas.

6.7. Instalaciones para el tratamiento de superficie de materiales, de objetos o productos con utilización de disolventes orgánicos, en particular para aprestarlos, estamparlos, revestirlos y desgrasarlos, impermeabilizarlos, pegarlos, enlacarlos, limpiarlos o impregnarlos, con una capacidad de consumo de más de 150 kg de disolvente por hora o de más de 200 T/año.

6.8. Instalaciones para la fabricación de carbono (carbón sintetizado) o electrografito por combustión o grafitación.

Los datos que se ofrecen en este punto reflejan las principales conclusiones del estudio realizado en el proyecto "Prospección Tecnológica en Sectores incluidos en la Directiva 96/61/CE (IPPC)", realizado por la Fundación Entorno bajo el patrocinio de Ministerio de Industria y Energía. Asimismo, se incluyen los datos facilitados por AINIA y elaborados bajo el mismo patrocinio para el sector agroalimentario.

Como dato global (número de junio del 99) podemos decir que el número de centros productivos potencialmente afectados por la IPPC en el ámbito del tejido industrial Español es de 2.740 (no se incluye el epígrafe 6.6).

DISTRIBUCION SECTORIAL

De todas las actividades y sectores industriales reflejados en el Anexo I de la Directiva se puede concluir que el Sector de Industrias Minerales (epígrafes 3.1 a 3.5) y el Sector Químico (epígrafes 4.1 a 4.6), son los que potencialmente poseen mayor número de centros afectados. Estos sectores suponen en conjunto aproximadamente un 42,8%, del total de centros afectados a nivel nacional por la aplicación de la IPPC. El sector agroalimentario (epígrafes 6.4 y 6.5), representa cerca del 15,9%. El Sector de Gestión de Residuos (epígrafes 5.1 a 5.4), representa alrededor del 19% del total nacional de centros afectados y el Sector de Producción y Transformación de Metales (epígrafes 2.1 a 2.6), junto con el Sector Pastero-Papelero (epígrafes 6.1.a y 6.1.b), el Sector de Instalaciones de Combustión (epígrafes 1.1 a 1.4), el Sector Textil (epígrafe 6.2) y el Sector de Fabricación de Carbono (epígrafe 6.8) representan el restante 22,3%.

Epígrafes con mayor número de centros industriales localizados

Epígrafe

Sector

Nº de Centros

% sobre el total

3.5

Cerámico

429

15,7

5.1

Residuos Peligrosos

292

10,7

4.5

Medicamentos

149

5,4

6.4.b

Alimentación

146

5,3

5.4

Vertederos

145

5,3

6.4.a

Mataderos

128

4,7

4.1.b

Químico

125

4,6

6.1.b

Papel

118

4,3

Se recogen solo los porcentajes mayores del 4%.

DISTRIBUCION GEOGRAFICA

La suma de los centros situados en Cataluña, la Comunidad Valenciana y el País Vasco representa el 59,9% del total de centros afectados en el país. Seguidamente, se representa el total de centros afectados por CC.AA:

 

 

CONCLUSIONES

Hay que señalar que las empresas y centros productivos pertenecientes a los sectores afectados por la Directiva, deberán, una vez transpuesta, solicitar una nueva autorización, de acuerdo con los criterios establecidos en esta nueva norma.

Es previsible que a medio plazo, se modifiquen las actuales normativas legales en materia de medio ambiente, como consecuencia de adaptar el ordenamiento jurídico medioambiental comunitario y por tanto estatal y autonómico a los condicionantes de la Directiva.

Es también previsible que en un futuro este nuevo enfoque integrado de la contaminación afecte a otras actividades y sectores no reflejados en la actual Directiva, ya que la Unión Europea está trabajando en nuevas normas con rango de directiva sobre prevención y control integrados de la contaminación aplicado a pequeñas y medianas empresas.

La Directiva IPPC no ha sido transpuesta todavía al ordenamiento jurídico español. No obstante, desde su publicación y entrada en vigor, son muchas las acciones que los organismos competentes están llevando a cabo, sobre todo en lo que a tareas de información y difusión se refiere. Por otro lado, se está participando activamente en los Grupos de Trabajo convocados por el IPTS para la redacción de los documentos BREF's.

El Organismo encargado de llevar a cabo la transposición de la Directiva al ordenamiento jurídico interno español es el Ministerio de Medio Ambiente a través de la Secretaría General de Medio Ambiente y, más concretamente, por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental. Otros organismos implicados y que están colaborando son el Ministerio de Industria y Energía y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. El plazo de transposición de la

Directiva termina, según dispone la misma, el 31 de octubre de 1999.

Hasta el momento, entre las CC.AA. que han aprobado normas generales de protección del medio ambiente, las cuales incluyen algunos de los nuevos conceptos de la Directiva IPPC, se encuentran, las Comunidades de Madrid, Andalucía, Galicia y la Región de Murcia. Hay que considerar, también, el caso de Castilla y León pues dispone de una normativa específica sobre auditorías ambientales, que trata de ser un sistema de control "Integral" para las actividades obligadas por la norma. En el caso de Cataluña, su parlamento ha aprobado la Ley 3/98 sobre "Intervención Integral de la Administración Ambiental", que incluye todos los condicionamientos de la Directiva IPPC. Con la Ley 3/1998 General de protección del Medio Ambiente del País Vasco, se regula la ordenación de las actividades con incidencia en el medio ambiente, introduciendo el principio de control integrado de la contaminación en cumplimiento de la Directiva 96/61 y se establecen las bases de la futura regulación de las condiciones de autorización.

Legislación comunitaria citada en la Directiva IPPC y leyes de transposición al Derecho Interno español susceptibles de modificación

ATMOSFERA

DIRECTIVAS CITADAS EN LA IPPC

DERECHO INTERNO ESPAÑOL

Dir. 89/369/C.E.E.; Prevención de la contaminación atmosférica procedente de las nuevas instalaciones de incineración de residuos municipales.

Dir. 84/429/C.E.E.; Reducción de la contaminación atmosférica procedente de instalaciones existentes de incineración de residuos.

R.D. 1088/1992, de 11 de septiembre: nuevas normas sobre la limitación de emisiones de determinados agentes contaminantes procedentes de instalaciones de incineración de residuos municipales.

Dir. 94/67/C.E.E.; Incineración de residuos peligrosos.

R.D. 1217/1997, de 18 de julio (B.O.E. nº 189, 8.8.97)

Dir. 88/609/C.E.E.; Limitación de emisiones a la atmósfera de determinados agentes contaminantes procedentes de grandes instalaciones de combustión cuya última modificación la constituye la Directiva 99/66/C.E.

R.D. 646/1991, de 22 de abril; nuevas normas sobre la limitación de emisiones a la atmósfera de determinados agentes contaminantes procedentes de grandes instalaciones de combustión.

R.D. 1800/1995, de 3 de noviembre por el que se modifica el Real decreto 646/1991. (se fijan las condiciones para el control de los límites de emisión de SO2, para el refino de petróleo).

AGUAS

DIRECTIVAS CITADAS EN LA IPPC

DERECHO INTERNO ESPAÑOL

Dir. 76/464/C.E.E.; Contaminación causada por determinadas sustancias peligrosas vertidas en el medio acuático de la Comunidad.

Dir. 82/176/C.E.E.; valores límite y a los objetivos de calidad para los vertidos de mercurio del sector de la electrólisis de los cloruros alcalinos.

Dir. 83/513/C.E.E.; valores límite y a los objetivos de calidad para los vertidos de cadmio.

Dir. 84/156/C.E.E.; valores límite y a los objetivos de calidad para los vertidos de mercurio de los sectores distintos de la electrólisis de los cloruros alcalinos.

Dir. 84/491/C.E.E.; valores límite y a los objetivos de calidad para los vertidos de hexaclorociclohexano.

Orden de 12 de noviembre de 1987, sobre normas de emisión, objetivos de calidad y métodos de medición de referencia relativos a determinadas sustancias nocivas o peligrosas contenidas en los vertidos de aguas residuales.

Dir. 86/280/C.E.E.; valores límite y a los objetivos de calidad para los residuos de determinadas sustancias peligrosas comprendidas en la lista 1 del Anexo de la Directiva 76/464/C.E.E., modificada posteriormente por las Directivas 88/347/C.E.E. y 90/415/C.E..E.

Orden de 12 de noviembre de 1987.

Orden de 13 de marzo de 1989, sobre vertidos de mercurio.

Orden de 28 de junio de 1991,que amplia el ámbito de aplicación de la Orden de 12/6/87.

RESIDUOS

DIRECTIVAS CITADAS EN LA IPPC

DERECHO INTERNO ESPAÑOL

Dir. 75/442/C.E.E.; relativa a residuos.

R.D. Legislativo 1163/1986, de 13 de junio, que modifica la Ley42/1975 de 19 de noviembre sobre desechos y residuos sólidos urbanos.

Dir. 87/217/C.E.E.; prevención y reducción de la contaminación del medio ambiente producida por el amianto.

R.D. 108/1991, de 1 de febrero, sobre la prevención y reducción de la contaminación del medio ambiente producido por el amianto.

Dir. 75/439/C.E.E.; relativa a la gestión de aceites usados.

Orden 28 de febrero de 1989, regulación de la gestión de aceites usados.

Orden de 13 de junio de 1990, que modifica la Orden de 28 de febrero.

Dir. 91/156/C.E.E.; modifica la Directiva 75/442/C.E.E., relativa a residuos.

Ley 10/1998 de 21 de abril de Residuos.

Dir. 91/689/C.E.E.; relativa a los residuos peligrosos.

R.D. 952/1997, de 20 de junio, que modifica el Reglamento de la Ley 20/1986, de 14 de mayo, Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos,
(Real Decreto 833/1988, de 20 de julio).

Dir. 92/112/C.E.E.; armonización de los programas de reducción, para la supresión de la contaminación producida por los residuos del dióxido de titanio. (ver las Directivas 89/428/C.E.E.;83/29/CC.E.E.;82/883/C.E.E. y 78/176/C.E.E., todas ellas relativas al dióxido de titanio y su contaminación).

Orden de 28 de julio de 1989; sobre la gestión del dióxido de titanio.

Orden de 18 de abril de 1991, por la que se establecen normas para reducir la contaminación producida por las industrias del dióxido de titanio.

No se ha incluido en esta Tabla la Normativa correspondiente a las Administraciones autonómicas y locales. Dichas legislaciones también se tendrán que adecuar a los nuevos condicionados de la Directiva IPPC, cuando sea transpuesta

 

IPPC en Canarias

El consejero inauguró en octubre de 2002 en Las Palmas de Gran Canaria la jornada Retos y oportunidades de la Ley de Prevención y Control de la Contaminación y Aplicación en Canarias. Según sus palabras "La nueva Ley nace con el espíritu de evitar las emanaciones de gases contaminantes a la atmósfera".

La nueva Ley de Prevención de la Contaminación afecta a unas 4.000 sociedades en toda España. Un centenar de empresas canarias del sector industrial deberá invertir en innovación tecnológica para adaptar sus sistemas de producción a la nueva Ley de Prevención y Control de la Contaminación española y a la directiva europea que ha inspirado esa norma.

"Resolver los problemas ambientales de la actividad industrial, de tal manera que genere la menor contaminación posible y que la contaminación que genere sea resuelta y prevista con antelación", es el objetivo de dicha norma, según el consejero de Política Territorial y Medio Ambiente del Gobierno Autónomo, Fernando González.

Según el consejero "es una ley muy técnica que lo que trata, fundamentalmente, es de evitar efectos de contaminación de las grandes empresas".

El tamaño y el volumen de la producción, el tipo de recursos naturales que se empleen, el consumo de agua y energía que se haga, el grado de contaminación producido y el riesgo de que se produzcan accidentes son algunos de los criterios que determinarán si una compañía debe o no introducir cambios en sus sistemas productivos.

Unos cambios que, según estimaciones de la empresa Ingeniería Energética y de Contaminación, organizadora de la jornada en colaboración con los gobiernos canario y central, la Federación Canaria de Municipios y la eléctrica Unelco-Endesa, "supondrán importantes inversiones tecnológicas para las industrias".

En cualquier caso, las sociedades obligadas a cumplir esta normativa contarán con un plazo de cinco años para adaptar sus sistemas de producción, ya que la ley española, aprobada en julio de 2002, establece que los cambios deberán estar ultimados en octubre de 2007.

La verificación de su cumplimiento por cada una de las empresas se certificará a través de una Autorización Ambiental Integrada que deberán conceder y verificar las distintas administraciones autonómicas.