Tema 21. Residuos y su tratamiento ( I )

  • Introducción
  • Producción, consumo y residuos
  • Plan nacional de residuos urbanos (2000-2006)
  • Anejo de referencias legislativas

Introducción

Concepto de residuo.

    Según la Ley 42/75 "Es todo material resultante de un proceso de fabricación, transformación, utilización, consumo o limpieza, cuando su poseedor o productor lo destina al abandono"

    Según la Ley 10/1998, de Residuos, se trata de "cualquier sustancia u objeto perteneciente a alguna de las categorías que figuran en el anejo de esta Ley, del cual su poseedor se desprenda o del que tenga la intención u obligación de desprenderse. En todo caso, tendrán esta consideración los que figuren en el Catálogo Europeo de Residuos (CER), aprobado por las Instituciones Comunitarias".

Esta Ley incluye además una serie de definiciones como:
Residuos urbanos o municipales: los generados en los domicilios particulares, comercios, oficinas y servicios, así como todos aquellos que no tengan la calificación de peligrosos y que por su naturaleza o composición puedan asimilarse a los producidos en los anteriores lugares o actividades.

Tendrán también la consideración de residuos urbanos los siguientes:

Residuos peligrosos: aquellos que figuren en la lista de residuos peligrosos, aprobada en el Real Decreto 952/1997, así como los recipientes y envases que los hayan contenido. Los que hayan sido calificados como peligrosos por la normativa comunitaria y los que pueda aprobar el Gobierno de conformidad con lo establecido en la normativa europea o en convenios internacionales de los que España sea parte.

Prevención: el conjunto de medidas destinadas a evitar la generación de residuos o a conseguir su reducción, o la de la cantidad de sustancias peligrosas o contaminantes presentes en ellos.

Productor: cualquier persona física o jurídica cuya actividad, excluida la derivada del consumo doméstico, produzca residuos o que efectúe operaciones de tratamiento previo, de mezcla, o de otro tipo que ocasionen un cambio de naturaleza o de composición de esos residuos. Tendrá también carácter de productor el importador de residuos o adquirente en cualquier Estado miembro de la Unión Europea.

Poseedor: el productor de los residuos o la persona física o jurídica que los tenga en su poder y que no tenga la condición de gestor de residuos.

Gestor: la persona o entidad, pública o privada, que realice cualquiera de las operaciones que componen la gestión de los residuos, sea o no el productor de los mismos.

Gestión: la recogida, el almacenamiento, el transporte, la valorización y la eliminación de los residuos, incluida la vigilancia de estas actividades, así como la vigilancia de los lugares de depósito o vertido después de su cierre.

Reutilización: el empleo de un producto usado para el mismo fin para el que fue diseñado originariamente.

Reciclado: la transformación de los residuos, dentro de un proceso de producción, para su fin inicial o para otros fines, incluido el compostaje y la biometanización, pero no la incineración con recuperación de energía.

Valorización: todo procedimiento que permita el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos sin poner en peligro la salud humana y sin utilizar métodos que puedan causar perjuicios al medio ambiente. En todo caso, estarán incluidos en este concepto los procedimientos enumerados en el anexo II.B de la Decisión de la Comisión (96/350/CE) de 24 de mayo de 1996, así como los que figuren en una lista que, en su caso, apruebe el Gobierno.

Eliminación: todo procedimiento dirigido, bien al vertido de los residuos o bien a su destrucción, total o parcial, realizado sin poner en peligro la salud humana y sin utilizar métodos que puedan causar perjuicios al medio ambiente. En todo caso, estarán incluidos en este concepto los procedimientos enumerados en el anexo IIA de la Decisión de la Comisión (96/350/CE) de 24 de mayo de 1996, así como los que figuren en una lista que, en su caso, apruebe el Gobierno.

Recogida: toda operación consistente en recoger, clasificar, agrupar o preparar residuos para su transporte.

Recogida selectiva: el sistema de recogida diferenciada de materiales orgánicos fermentables y de materiales reciclables, así como cualquier otro sistema de recogida diferenciada que permita la separación de los materiales valorizables contenidos en los residuos.

Almacenamiento: el depósito temporal de residuos, con carácter previo a su valorización o eliminación, por tiempo inferior a dos años o a seis meses si se trata de residuos peligrosos, a menos que reglamentariamente se establezcan plazos inferiores.

No se incluye en este concepto el depósito temporal de residuos en las instalaciones de producción con los mismos fines y por períodos de tiempo inferiores a los señalados en el párrafo anterior.

Estación de transferencia: instalación en la cual se descargan y almacenan los residuos para poder posteriormente transportarlos a otro lugar para su valorización o eliminación, con o sin agrupamiento previo.

Vertedero: instalación de eliminación que se destine al depósito de residuos en la superficie o bajo tierra.

Suelo contaminado: todo aquel cuyas características físicas, químicas o biológicas han sido alteradas negativamente por la presencia de componentes de carácter peligroso de origen humano, en concentración tal que comporte un riesgo para la salud humana o el medio ambiente, de acuerdo con los criterios y estándares que se determinen por el Gobierno.

Esta Ley en su Título III se refiere a la Producción, Posesión, y Gestión de los Residuos.  Su Título IV regula los Instrumentos Económicos en la Producción y Gestión de Residuos, y en su Título V se refiere a los Suelos Contaminados.

En un Anejo de esta Ley aparece la siguiente clasificación en categorías de los residuos:

Q1

Residuos de producción o de consumo no especificados a continuación.

Q2

Productos que no respondan a las normas.

Q3

Productos caducados.

Q4

Materias que se hayan vertido por accidente, que se hayan perdido o que hayan sufrido cualquier otro incidente, con inclusión del material, del equipo, etc., que se haya contaminado a causa del incidente en cuestión.

Q5

Materias contaminantes o ensuciadas a causa de actividades voluntarias (por ejemplo, residuos de operaciones de limpieza, materiales de embalaje, contenedores, etc.).

Q6

Elementos inutilizados (por ejemplo, baterías fuera de uso, catalizadores gastados, etc.).

Q7

Sustancias que hayan pasado a ser inutilizables (por ejemplo, ácidos contaminados, disolventes contaminados, sales de temple agotadas etcétera).

Q8

Residuos de procesos industriales (por ejemplo, escorias, posos de destilación, etc.).

Q9

Residuos de procesos anticontaminación (por ejemplo, barros de lavado de gas, polvo de filtros de aire, filtros gastados, etc.).

Q10

Residuos de mecanización/acabado (por ejemplo, virutas de torneado o fresado, etc.).

Q11

Residuos de extracción y preparación de materias primas (por ejemplo, residuos de explotación minera o petrolera, etc.).

Q12

Materia contaminada (por ejemplo, aceite contaminado con PCB, etc.).

Q13

Toda materia, sustancia o producto cuya utilización esté prohibida por la Ley.

Q14

Productos que no son de utilidad o que ya no tienen utilidad para el poseedor (por ejemplo, artículos desechados por la agricultura, los hogares, las oficinas, los almacenes, los talleres, etc.).

Q15

Materias, sustancias o productos contaminados procedentes de actividades de regeneración de suelos.

Q16

Toda sustancia, materia o producto que no esté incluido en las categorías anteriores.

 

    La Ley 10/1998 contempla los residuos en sus diferentes fases, incluyendo la fase previa a su generación, y regulando las actividades de los productores, importadores y adquirentes. En cuanto a la repercusión de los costes, la Ley hace recaer sobre el bien mismo, en el momento de su puesta en el mercado, los costes de la gestión adecuada de los residuos que genera dicho bien y sus accesorios, tales como el envasado o embalaje.

    Se atribuye de forma genérica a las Entidades locales, como servicio obligatorio, la recogida, el transporte y la eliminación de los residuos urbanos. Igualmente, se obliga a los municipios de más de 5.000 habitantes a implantar sistemas de recogida selectiva de residuos, a partir del año 2001.

    Esta Ley fue aplicable a todo tipo de residuos, con excepción de las emisiones a la atmósfera, los residuos radiactivos y los vertidos a las aguas. Respecto a los residuos mineros, la eliminación de animales muertos y otros desperdicios de origen animal, los residuos producidos en las explotaciones agrícolas y ganaderas que no sean peligrosos y se utilicen exclusivamente en el marco de dichas explotaciones y los explosivos desclasificados, la Ley sólo es de aplicación en los aspectos no regulados expresamente por su normativa específica.

    La Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación deroga las autorizaciones de Producción y Gestión de Residuos regulados en la Ley 10/1998.

Producción, consumo y residuos

    La sociedad de consumo actual se caracteriza por una serie de pautas de acción y de complejas normas de comportamiento que, a menudo confunde determinados conceptos, o asocia otros de forma ilógica e interesada, como por ejemplo la asociación de la cantidad residuos generados con el nivel de vida de sociedad que los produce, asignando un mayor nivel a una gran producción de residuos.

    Un país de referencia es EEUU, en el que los residuos agrícolas e industriales ascienden a 50 kg/persona-día, y los residuos sólidos urbanos son de 3 kg/persona-día. La ruptura del ciclo natural de la materia debido a las actividades productivas y de consumo, lleva emparejados diversos problemas relacionados principalmente con :

Se suele diferenciar

ESPAÑA: Parque actual de vehículos (equivalencia en chatarra)

Para obtener 1 Tm de aluminio que luego se convierte en residuo se necesita:

    Se conoce con el término de ECONOMÍA LINEAL a aquella que se caracteriza

El término de ECONOMÍA CIRCULAR incorpora a la economía lineal los conceptos de:

Entre las medidas que se han demostrado más eficaces para promover la Economía Circular están:

Otras medidas útiles son

Residuos Urbanos

Residuos Industriales 

Residuos Agroforestales

 

 RESIDUOS URBANOS

    Se generan debido a la actividad humana dentro de las zonas urbanas, su recogida y gestión es competencia de cada Ayuntamiento. Sin recogida selectiva son difícilmente clasificables, por su diversidad. Existen diferencias entre las Ordenanzas de cada Municipio.

 Contaminación Atmosférica

    Según el Real Decreto 38/1972 la contaminación atmosférica se debe a la presencia en el aire de materias o formas de energía que impliquen riesgo, daño o molestia grave para las personas y bienes de cualquier naturaleza.

    Los residuos urbanos que se pueden considerar contaminantes atmosféricos, provienen principalmente de la combustión en los vehículos de motor, elementos de calefacción e industrias menores:

CO, óxido de carbono, muy tóxico por su gran afinidad con la hemoglobina dando carboxihemoglobina, si la concentración en la sangre llega al 50% no se asimila el oxígeno y se produce la asfixia interna.

HC, hidrocarburos no quemados y parcialmente oxidados, no son tóxicos por sí mismos, pero en combinación con NOx se obtienen productos oxidados (peróxidos y aldehídos), de olor desagradable, irritantes y tóxicos para las plantas (el benzopireno 3-4 parece ser cancerígeno).

NOx y SOx, óxidos de nitrógeno y azufre, en altas concentraciones son tóxicos para la sangre, parece ser que el NO2 y el SO2 se oxidan por el ozono y con radicales OH y vapor de agua reaccionan dando ácido nítrico y ácido sulfúrico. Estos ácidos se pueden disolver en el medio acuoso de las nubes o nieblas, originando posteriormente lluvias ácidas.

Compuestos de Pb, se deben a los aditivos antidetonandes de las gasolinas (tetraetil plomo y tetrametil plomo), en la actualidad se está generalizando el uso de gasolinas sin plomo (gasolinas verdes).

Humos (partículas con diámetro inferior a 1 mm que no sedimentan, forman una suspensión), están constituidos por partículas carbonosas (hollín), combustible no quemado (humo blanco) y filtraciones de lubricante (humo azul).

Polvo (partículas con diámetro entre 1 y 100 mm que sedimentan por acción de la gravedad), su constitución es idéntica a la de los humos.

 

Residuos Sólidos Urbanos

Según la Ley 42/1975 los residuos sólidos urbanos se producen como consecuencia de las siguientes actividades:

    Están constituidos principalmente por materia orgánica, papel y cartón, vidrio, plásticos, metales en forma de chatarra, escombros de obras menores, etc.

    España produce aproximadamente 12 millones Tm/año de RSU, esto supone una media de 0.85 kg/habitante-día de RSU

Aguas Residuales Urbanas

    El agua residual urbana es la que se vierte al alcantarillado o pozos negros, después de su utilización y como consecuencia de las actividades urbanas. Junto con las aguas superficiales o subterráneas terminan en el mar; a menos que, según directrices de la CE se conecten a sistemas de depuración que permitan su reutilización.

    Una gran parte de los tóxicos liberados en la atmósfera y el suelo, serán disueltos o arrastrados por el agua superficial o subterránea, para finalmente acabar en el mar. A estos tóxicos hay que añadirles los que provienen de los residuos disueltos o arrastrados por el agua residual urbana.

    A veces, la polución se debe a la presencia de hongos, algas, protozoos, bacterias y metales tóxicos.

Composición típica de las aguas residuales urbanas en mg/l:

Plan nacional de residuos urbanos (2000-2006)

Recogida selectiva de basuras.

    En 1998 arranca el plan de recogida selectiva de basuras, y a pesar de los esfuerzos e inversiones realizadas para su aplicación, todavía no se ha mostrado muy eficaz.

    Cuando encontramos la etiqueta de la doble flecha en el envase de cualquier producto, debemos saber que estamos pagando una sobretasa para financiar su reciclaje. En opinión de los ecologistas, este sistema de etiquetado apenas es conocido por el ciudadano, pero lo más grave es que muchos de aquellos productos que están en el mercado con dicho símbolo, no están siendo reciclados.

    Ecoembes es la sociedad de la que depende el diseño y gestión de la recogida selectiva de embalajes ligeros. A finales de 1998, más de 9.800 compañías habían solicitado su adhesión a esta entidad, formalizando el contrato de adhesión 7.150. Entre los asociados se encuentran la mayoría de las empresas envasadoras, las grandes superficies, las cadenas de supermercados, los productores de materias primas y empresas recicladoras.

    El problema estriba en el destino final del residuo tras su recogida. Pocas Comunidades están haciendo una correcta separación en origen de las basuras, y en determinadas comunidades autónomas, estos residuos son llevados al vertedero, donde se juntan con el resto de la basura llegada por otras vias.

    A primeros de enero del año 2000 se promulga el Plan Nacional de Residuos Urbanos (2000-2006). La directiva 91/156 CEE, conocida como la Directiva marco de residuos, da lugar a la Ley 10/98 de 21 de abril, de Residuos, que establece que la Administración General del Estado elaborará diferentes Planes Nacionales de Residuos y, en conjunción con los Planes Autonómicos, se fijarán "los objetivos específicos de reducción, reutilización, reciclado y otras formas de valorización y eliminación".

El Plan Nacional de Residuos Urbanos tiene por objeto prevenir la producción de residuos, y pretende para ello estabilizar en términos absolutos la producción nacional de residuos urbanos (lo que supone reducir la generación per cápita) y eliminar de manera segura las fracciones no recuperables.

El Consejo Asesor de Medio Ambiente está integrado por diversas asociaciones que dan cauce a la participación de la sociedad. Entre sus principales objetivos se encuentra el mencionado de reducción del volumen de residuos tal y como marca la Directiva 99/31/CEE sobre vertido.

El Plan incorpora estrategias establecidas en la Conferencia de Estocolmo de 1972, la Conferencia de Rio de 1992, el 5º Programa de Acción de la UE "Hacia un desarrollo sostenible" y la Resolución del Consejo, de 24 de febrero de 1997, sobre una estrategia comunitaria de gestión de residuos.

El Plan incluye:

e incluye el paquete de inversiones necesarias, las vías de .

Anejo de referencias legislativas

  • Ley 25/1964 de 29 abril, de Energía Nuclear
  • Ley 38/1972 de 22 diciembre de Protección del Ambiente Atmosférico
  • Ley 22/1973 de 21 julio de Minas

Ley 42/75de 19 de noviembre, sobre desechos y residuos sólidos urbanos (derogada por la Ley 10/1998)

  • Ley 29/1985 de 2 agosto, de Aguas
  • Ley 20/1986, de 14 de mayo, básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos (derogada por la Ley 10/1998)
  • Ley 22/1988 de 28 julio, de Costas
  • Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, aprobado mediante Real Decreto 833/1988, de 20 de julio. ( parcialmente derogado por la Ley 10/1998)
  • Directiva 91/156 CEE, conocida como la Directiva marco de residuos
  • Reglamento 259/93, del Consejo, de 1 de febrero de 1993, relativo a la vigilancia y control de los traslados de residuos en el interior y a la entrada y salida de la Comunidad Europea
  • Catálogo Europeo de Residuos (CER), aprobado por Decisión 94/3/CE, de la Comisión, de 20 de diciembre
  • Lista de Residuos Peligrosos, aprobada por la Decisión 94/904/CE, del Consejo, de 22 de diciembre, y sus posteriores modificaciones.
  • Decisión 96/350/CE, de la Comisión, de 24 de mayo, por la que se adaptan los anexos II.A y II.B de la Directiva 75/442/CEE, del Consejo, relativa a los residuos, y sus posteriores modificaciones
  • Real Decreto 952/1997 de Residuos Peligrosos

Ley 10/1998, de Residuos

  • Real Decreto-ley 4/2001, de 16 de febrero, sobre el régimen de intervención administrativa aplicable a la valorización energética de harinas de origen animal procedentes de la transformación de despojos y cadáveres de animales.
  • Ley 24/2001, de 27 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social.

Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación.