Tema 16. Método propuesto de Valoración de Impactos

 

  • Introducción

  • Método propuesto

  • Ejemplo de aplicación

  • Resumen y conclusión

Introducción Múltiples métodos que se han desarrollado en estos últimos años para la estimación de posibles impactos medioambientales de una determinada alteración prevista, ya sea una obra civil; la modificación de la cuenca hidrográfica o de un cauce; una extracción; una reforestación; y en general, un cambio en la infraestructura, el uso o aprovechamiento previsto de un determinado espacio de interés medioambiental .

    Una vez identificados los posibles impactos, el método que proponemos permite una valoración de los mismos. La cuestión que se plantea es ¿por qué hemos creído necesario disponer de un nuevo método de valoración?, y en todo caso, ¿este método permite de forma realmente "objetiva" tomar decisiones en cuanto a la cuantificación?.

    La respuesta resumida es: todos los métodos son aplicados y valorados por personas (el/los evaluadores) y, en consecuencia sufren la criba de su subjetividad. Las ciencias medioambientales no son ciencias exactas y, aunque existe un cuerpo de doctrina abundante que se va enriqueciendo a enorme velocidad en los últimos tiempos, no cabe duda que los elementos de "diagnóstico" y "valoración" se basan en la profundidad de conocimientos, la experiencia y el buen criterio del evaluador individual o colectivo.

    Lo que pretende este método es que los conceptos que sirven de base en la valoración no se dupliquen o solapen, y que tampoco hayan lagunas o aspectos de relevancia que queden fuera de consideración.

    Con esta intención, proponemos al evaluador que considere por separado en cada impacto previsto, la causa del efecto (los cambios medioambientales o "impactos" son los que debe cuantificar) y que a la hora de valorar dicho impacto quede bien distinguida la magnitud del bien afectado; la cantidad de efecto que va a tener que soportar; y la capacidad intrínseca de "soportar" dicho efecto, considerando de forma diferenciada la calidad o importancia del valor medioambiental de dicho bien "destino" de la alteración.

Método propuesto     Partiendo de la matriz de impactos obtenida por la desagregación del proyecto y de entorno afectado, valoramos cada impacto puntual por separado. Para ello se debe empezar, por cuestión de higiene procedimental haciendo una consideración previa de la causa del mismo haciendo referencia a la magnitud del agente causante, su intensidad y duración en el tiempo, la magnitud del elemento que va a afectar, y finalmente la consideración de la posible evitación, reducción o moderación de la causa.

    Aquí el término intensidad recobra el concepto físico tradicional de magnitud en unidad de tiempo (ej. cantidad de vertido contaminante / hora).

 

CAUSA

DIMENSIÓN ESPACIAL- CAUSANTE

Sirva como ejemplo un foco emisor o un vertido del que medimos la magnitud de emisión en lo relativo al espacio o volumen del mismo, y la distribución de dicho vertido (si es uniforme en todo el espacio afectado o si se disipa en función de la distancia al foco emisor)

DIMENSIÓN TEMPORAL- CAUSANTE

POSIBLE ELIMINACIÓN- CAUSA

Evitación - corrección – compensación

    Una vez bien establecida y conocida la causa, podemos analizar el efecto previsto (sobre el elemento puntual objeto de estudio) que es en realidad lo que intentamos cuantificar.

 

EFECTO

A.- ASPECTOS CUANTITATIVOS

A1.- CANTIDAD DE ELEMENTO M.A. AFECTADO (Cantidad de aire, suelo, agua, etc. afectado)

Valoración

    Recuérdese lo comentado acerca del marco de referencia espacial cuando se ha definido la delimitación geográfica de referencia en el Inventario Ambiental.

a2.- CANTIDAD DE EFECTO

Valoración 

 

 

 

B.-ASPECTOS CUALITATIVOS

 

b1.- Capacidad de acogida – fragilidad

    Entendiendo por capacidad de acogida el grado de asimilación o capacidad para soportar efecto perturbador sin alteración cualitativa del elemento del M.A. estudiado. En este sentido, el estudio del comportamiento cantidad o dosis de contaminación o alteración - reacción en términos de pérdida de calidad es una información semejante a la que algunos autores han descrito mediante distintas funciones de transformación.

    Estas funciones de transformación predicen un comportamiento en términos de pérdida de calidad ambiental según varía la concentración de un contaminante (en el ejemplo de la figura, la concentración de hidrocarburos en el aire) y en general, la presencia de un elemento alterador.

    Estas funciones de transformación son tan subjetivas como los métodos de valoración en una escala de cero a cinco que hemos descrito en el apartado A., debido a que da unos valores de pérdida de calidad discutibles:

    Se produce una pérdida del 20% de calidad para 16 p.p.m. de presencia de hidrocarburos

Todos estos valores son discutibles y opinables, así como la función matemática que lo intenta representar, si bien tiene como ventaja que si estos valores se llegan a consensuar, permiten una objetivación de las medidas de alteración.

    Este sería, en todo caso un medidor de capacidad de acogida (o de fragilidad, que es el término opuesto) y dando por bueno este gráfico, tendríamos una interpretación para la medida de impacto como sigue:

Valoración de la capacidad de acogida:

  • 5.- para concentraciones en p.p.m. superior a 28

  • 4.- para concentraciones comprendidas entre 22 y 28

  • 3.- para concentraciones entre 20 y 22 p.p.m.

  • 2.- para concentraciones entre 16 y 20

  • 1.- para concentraciones entre 4 y 16

  • 0.- concentraciones inferiores a 4 p.p.m.

    Obsérvese en este gráfico la observación concentración media en 3 horas. El método que proponemos tiene en cuenta además en su apartado A, durante cuanto tiempo se está recibiendo esta contaminación, ya que no es lo mismo que la duración sea de unas pocas horas, o que sea de varios meses o años. También se tiene en cuenta la continuidad o no, la periodicidad, etc.

 

b2.- Reversibilidad de efectos (espontánea o inducida)

    Este aspecto ofrece una medida de la capacidad de recuperación que tiene el elemento estudiado en caso de que cese la alteración. Diferencia asimismo entre la capacidad propia o espontanea de la recuperación y aquella otra inducida a través de la intervención humana.

    Una escala de valoración sería:

 

 

b3.- Sinergia – potenciación de efectos

    En este apartado se recogen dos factores que son la potenciación del efecto debido a la prolongación de la alteración (por acumulación ) y por otra parte, la sinergia que una alteración puede desencadenar

La valoración de este apartado es:

    Obsérvese que según la fórmula matemática propuesta, en el caso de que alguno de los componentes b1, b2 o b3 tuviese un valor 0, no implicaría la anulación del valor total de medida del impacto, debido al aspecto aditivo que se ha dado a estos componentes.

 

 

C. CUALIDAD AMBIENTAL DEL BIEN AFECTADO (EN LA ZONA ESTUDIADA)

 

    La medida del impacto depende del valor del elemento ambiental afectado. La valoración cualitativa de un elemento ambiental puede venir en función de que la ley recoja expresamente el reconocimiento de su valor; también puede venir en función del reconocimiento que la población o la sociedad a través de alguno de sus colectivos le asigne; también puede basarse en el reconocimiento de importancia que se le atribuya desde el terreno científico o profesional.

    En este apartado se debe valorar la gravedad de la pérdida o alteración del elemento M.A. estudiado debido a su cualidad e importancia a juicio del evaluador. Así, a modo de ejemplo, en la valoración de un elemento o conjunto de elementos de la flora, la valoración sería:

  • 8.- Endemismos en peligro de extinción

  • 7.- Otros endemismos

  • 6.- Especies autóctonas en peligro de extinción

  • 5.- Otras especies autóctonas

  • 4.- Especies no autóctonas pero de singular valor en peligro de extinción

  • 3.- Especies no autóctonas de singular valor, belleza o utilidad

  • 2.- Especies no autóctonas de uso o aplicación limitado

  • 1.- Otras especies no autóctonas sin especial relevancia

  • 0.- Especies sin interés, de gran abundancia o ampliamente extendidas

 

MÉTODO DE VALORACIÓN

(VALORACIÓN CUANTITATIVA de MAGNITUD DEL IMPACTO)

A = (a1 * a2)/2 < 12.5 siendo,

B = (5 b1 + 3 b2 + 2 b3)/5 < 10

C .- Cualidad ambiental del bien afectado 0 - 8

 

MAGNITUD DEL IMPACTO en términos de pérdida o ganancia de calidad ambiental

MAGNITUD DEL IMPACTO = A * B * C < 1000

(12.5 *10 * 8)

 

Medidas correctoras – compensatorias:

 

Ejemplo de valoración:

- 48.B

    En cuanto a la interpretación de estos resultados sería:

Rango Calificación

 

Ejemplo de aplicación En el siguiente ejemplo, analizamos tres impactos puntuales de entre los 56 impactos detectados como posibles de un proyecto de MERCADILLO DEL AGRICULTOR previsto en la zona conocida como Cruz del Carmen, dentro del Parque Rural de Anaga, en Tenerife.

 

IMPACTO 1. AGUAS FECALES sobre ACUIFERO-AGUA SUBTERRÁNEA

IMPACTO 2. EMISIÓN DE PARTÍCULAS EN FASE DE OBRAS sobre CALIDAD DEL AIRE

IMPACTO 3.- ACTIVIDAD COMERCIAL sobre NIDIFICACIÓN DE PALOMA "RABICHE"

    Aplicando otros métodos, como los basados en la consideración de: Intensidad, extensión, momento, persistencia, reversibilidad, etc. con sus correspondientes fórmulas de ponderación obtendremos como posible resultado (para un mismo evaluador que aplica comparativamente ambos métodos) valores muy semejantes para los tres impactos citados. Aproximadamente:

2º. Según el método propuesto

            MAGNITUD 25.5/1000 -025 B

            MAGNITUD 7/1000 -007 A

            MAGNITUD 162/1000 -162 E

 

Resumen y conclusión     En primer lugar, aclarar que la elección del método alternativo propuesto y que aparece en varias publicaciones, se debe a que se trata de obras bien conocidas y el método es aplicado con frecuencia.

    La aplicación de dos métodos en el ejemplo propuesto aquí viene a reflejar:

    El método propuesto, pretende evitar determinados solapes conceptuales. Por otra parte, al no estar sujeto a elegir en una pequeña escala de valores ya preestablecida (1,2 ó 4...) y, sobre todo, al tomar en consideración otros aspectos no contemplados en el método de referencia, permite una valoración con más matices, que refleja las diferencias de impactos muy distintos.