Tema 14. Desagregación del Medio Ambiente. Inventario ambiental

Introducción

Área Geográfica de estudio

Secuencia de fases en el estudio del M.A.

Listado de elementos del Inventario

 

Introducción . El conocimiento de Medio Ambiente en el que se proyecta una obra o transformación, es básico para conocer los impactos potenciales que se pueden causar en el mismo. Al referirnos al estudio de alternativas y a la organización de un Estudio de Impacto ambiental debe hacerse referencia al Inventario Ambiental según se recoge en el REAL DECRETO 1131/1988, de 30 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento para la Ejecución del Real Decreto Legislativo 1302/1986 de Evaluación de Impacto Ambiental. En su art. 9 "Inventario ambiental y descripción de las interacciones ecológicas y ambientales claves" indica lo siguiente:

"Este inventario y descripción comprenderá:

Estudio del estado del lugar y de sus condiciones ambientales antes de la realización de las obras, así como de los tipos existentes de ocupación del suelo y aprovechamientos de otros recursos naturales, teniendo en cuenta las actividades preexistentes.

Identificación, censo, inventario, cuantificación y, en su caso, cartografía, de todos los aspectos ambientales definidos en el artículo 6, que puedan ser afectados por la actuación proyectada.

Descripción de las interacciones ecológicas claves y su justificación.

Delimitación y descripción cartografiada del territorio o cuenca espacial afectada por el proyecto para cada uno de los aspectos ambientales definidos.

Estudio comparativo de la situación ambiental actual y futura, con y sin la actuación derivada del proyecto objeto de la evaluación, para cada alternativa examinada.

Las descripciones y estudios anteriores se harán de forma sucinta en la medida en que fueran precisas para la comprensión de los posibles efectos del proyecto sobre el medio ambiente."

    Es conveniente realizar algunos comentarios a raíz de estos conceptos expresados en el Reglamento. En primer lugar, el referido a que aspectos concretos del Medio Ambiente deben ser tenidos en cuenta. Del mismo modo que al tratar de la desagregación del proyecto se recomendó la previsión objetiva de los impactos que presumiblemente "ese" proyecto concreto, va a causar en "ese" entorno ambiental concreto, el estudio del entorno se debe concretar y ceñir exclusivamente a los elementos ambientales que pueden sufrir algún impacto como consecuencia del proyecto concreto que estamos estudiando, y no de cualquier otro.

    En segundo lugar, el censo y descripción de todos los aspectos ambientales que pueden ser afectados por la actuación proyectada son la esencia misma del inventario ambiental, junto con la descripción de las interacciones ecológicas claves y su justificación. Su conocimiento y valoración es una labor compleja y de gran responsabilidad para el técnico ambiental. De la calidad de estos conocimientos depende en gran medida la correcta previsión y prevención de los impactos potenciales.

    La Ley nos recomienda la descripción sucinta, y solo en la medida en que sea necesaria para la comprensión de los posibles efectos del proyecto. Del mismo modo, se recomienda la concreción en los Reglamentos del Consejo de Calidad Ambiental de Estados Unidos, que datan del año 1978: Los datos y análisis del estudio serán proporcionales a la importancia del impacto. La documentación menos relevante debe ser resumida. Se evitará el contenido superfluo en el estudio, centrando la atención en las cuestiones de importancia.

    En el antes descrito artículo 9 se alude al Estudio comparativo de la situación ambiental actual y futura, con y sin la actuación derivada del proyecto objeto de la evaluación, para cada alternativa examinada. Si bien, el análisis del efecto de cada alternativa no se corresponde con el concepto intuitivo de Inventario ambiental en su sentido más amplio, debemos recordar una vez más que el inventario ambiental que debemos llevar a cabo depende directamente del proyecto y de la alternativa que estemos estudiando.

    En resumen, el inventario ambiental no debe entenderse como una información base que sirve de partida para el posterior estudio de alternativas, sino que cada alternativa condiciona y define aquellos elementos concretos y aquellas interacciones ecológicas específicas que reflejaremos en el inventario ambiental de nuestro Estudio.

 

 

Área Geográfica de estudio.

    La delimitación del área geográfica afectada por el proyecto es un aspecto previo al de la propia inventariación. La dimensión geográfica afectada por el proyecto no se debe limitar a la superficie directamente afectada o que soporta el cambio de uso de suelo, sino que debe considerarse la extensión que puede soportar efectos impactantes. Algunos impactos previstos pueden alcanzar todo el Municipio e incluso otros cercanos, por tanto, el área objeto de estudio será toda la de la probable afección.

    En la literatura especializada encontramos referencias a este aspecto: "El marco de referencia espacial debe incluir un área mayor que la que abarca de manera inmediata la acción propuesta" (Henry, J.G. et al , 1999).

    Las cuestiones de escala pueden dar quebraderos de cabeza, especialmente cuando no acertamos a valorar adecuadamente el contexto en que se producen las alteraciones. Veamos un ejemplo: para llevar a cabo una pequeña pista o camino de acceso, se elimina totalmente la flora que ocupa dicho camino; se compacta el suelo; y se modifica el régimen hidrológico superficial y la escorrentía. ¿Significa esto que estamos ante una tragedia ambiental?. La respuesta es función de la lupa de acercamiento con que observemos el problema, o del "zoom" que apliquemos para su observación: a) Para la flora arrancada como consecuencia de la pista, evidentemente es una catástrofe. b) A nivel de paraje, en que ese tipo de plantas puede abundar, el problema resulta evidentemente menor. c) A nivel municipal, la desaparición de las plantas que ocupaban el camino puede ser insignificante.

    Podemos realizar la pregunta de otro modo: ¿qué ocurre si nos planteamos a nivel municipal la dimensión del problema derivado de la destrucción de una pocas plantas? ¿y si lo hacemos a nivel insular o provincial?. En definitiva ¿cuál es el marco espacial de referencia a que debemos plantearnos la medida del problema?.

    Es difícil dar normas a nivel general, pero quizá un punto de partida pueda ser la referencia de la escala municipal. Si ni siquiera a escala municipal un impacto es presumiblemente significativo, difícilmente tendrá repercusión a una escala mayor. Por el contrario, si a nivel municipal es significativo, habrá que investigar si a nivel insular o provincial también puede serlo.

    Otra cosa es el criterio con el que midamos el nivel de "significación": si basado en el interés público, científico, legal,...

 

Secuencia de fases en el estudio del Medio Ambiente

    Una vez definida y delimitada el área geográfica afectada por el proyecto, en segundo lugar, se debe proceder a identificar, censar, cuantificar y valorar a nivel cualitativo (estado de salud y desarrollo) los elementos ambientales bióticos existentes; y por otra parte describir las interacciones ecológicas claves y su justificación.

    En tercer lugar, conviene hacer un estudio similar de identificación, censo, etc. del resto de elementos ambientales geológicos, hidrológicos, paisajísticos, etc. y las relaciones existentes entre ellos.

    En cuarto lugar, es necesario describir las peculiaridades del lugar relativas a su uso; los aprovechamientos; y las costumbres que afecten a los elementos naturales existentes, incluyendo aquellos aspectos perceptuales, como el silencio, los olores, o las sensaciones más frecuentes que produce (misterio, paz,...) así como las obras realizadas preexistentes (previas a la realización del proyecto).

    Finalmente, y a fin de interpretar correctamente el Reglamento en lo relativo a los contenidos del inventario ambiental, de entre todos los aspectos recogidos en los cuatro apartados anteriores, se deben identificar con toda claridad los elementos, sistemas y relaciones que prevemos que pueden ser afectados por la actuación proyectada.

    La palabra "inventario" no viene de "inventar" aunque, con mucha frecuencia, en los contenidos de muchos estudios de impacto, podemos encontrar grandes dosis de inventiva, o bien se recurre a trabajos editados con otros fines para entresacar unos cuantos datos sobre variedades y especies existentes en la zona, con independencia de que en realidad estén o no en el área específica de estudio.

    En realidad, si revisamos los cinco puntos anteriormente citados, comprobaremos que no es tarea sencilla el realizar correctamente un inventario ambiental. Cuando el técnico ambiental realiza un inventario de la zona objeto de alteración, además de las operaciones "contables" de establecer lo que existe y sus relaciones, de forma más o menos acertada, en realidad se espera que efectúe algo más importante, que consiste en interpretar la capacidad de acogida del medio receptor, ante los presumibles efectos de la alteración.

    Un aspecto de gran importancia a la hora de valorar el ambiente, y que suministra una información valiosa acerca de su potencialidad es el conocimiento más detallado posible de su evolución. Nos referimos al conocimiento del proceso seguido para llegar hasta el estado actual, en el que habrán influido, tanto los aspectos climáticos (temperaturas, lluvias, insolación, viento, heladas, etc.), como geológicos (tipo de rocas o suelo, estratos, erosionabilidad, etc.), factores biológicos (como flora y fauna establecida y su evolución); como los aspectos socioculturales (ocupación del suelo, y de los bienes ambientales, usos, costumbres, aprovechamientos, etc.).

    Este conocimiento de la vía de evolución por la que un sistema, más o menos complejo, ha llegado hasta su situación actual permite tener acceso al conocimiento de su evolución futura previsible y, por tanto, de las limitaciones que conviene establecer para usos y acciones.

    El inventario ambiental, además del censo y de la identificación, debe incluir dos aspectos de gran trascendencia relativos a establecer:

    El valor de un elemento ambiental o de un conjunto de elementos, o bien, de un sistema o subsistema, podemos entenderlo en función del significado y repercusiones que supondría su alteración o su pérdida.

    El concepto económico paralelo puede establecerse en el sentido del esfuerzo (en forma de dinero y recursos) que estaríamos dispuestos a realizar para mantener su potencialidad, o para su conservación.

    De nuevo aparece el enfoque antropocéntrico cuando nos preguntamos: ¿quién o como se establece el valor de un elemento ambiental?

    Por lo general la valoración vendrá definida por la sociedad implicada en la conservación de ese elemento. Así, las distintas formas o vías por las que será valorado serán:

En general, cada una de estos estratos sociales apelará a uno o varios méritos o valores intrínsecos, más o menos objetivos, tales como:

El nivel de información o profundidad en el detalle con que debemos abordar el estudio del Medio Ambiente depende de varios factores, como son:

 

Listado de elementos del Inventario

 

    En el siguiente listado se ofrece una relación de elementos representativos que pueden formar parte de un inventario ambiental. Ya hemos indicado que cada caso concreto recomendará al técnico tomar en consideración unos u otros elementos y por tanto, es probable que varios de los elementos que se describen a continuación no deban ser tenidos en cuenta.

    Para aquellos técnicos que se plantean la realización de un Inventario Ambiental y no cuentan con una gran experiencia, suele ser útil revisar alguno de los cientos de Estudios realizados por técnicos competentes en entornos de similares características. No obstante y, a modo de orientación ofrecemos una relación de aspectos que suelen formar parte de un inventario.

Elementos del medio físico

  • Calificación territorial
  • Uso y nivel de protección
  • Capacidad agrológica
  • Características y composición
  • Grado de erosión
  • Permeabilidad
  • hidrología superficial y subterránea

Clima. Vientos, precipitaciones, régimen de heladas, etc.

Recursos hídricos.

Características de su atmósfera

Residuos sólidos inorgánicos

basuras en volumen significativo

Residuos peligrosos

Elementos del medio biológico

Flora. Incluyendo árboles, arbustos, herbáceas, hongos, líquenes, microflora, algas y especies acuáticas en general

Fauna. Incluyendo las distintas escalas de vertebrados, invertebrados, microfauna y fauna marina

 

Elementos base de las transformaciones

Infraestructuras

Salud humana, economía, aceptación social

Inventario sociocultural